Estudio Mario Aguirre

El aborto por el presupuesto de violación no es punible | por Mario Aguirre

Posted in Aborto, Mario Aguirre | Autor, Violación by Mario Aguirre on 14 marzo 2012

La Corte Suprema de Justicia de la Nación, de Argentina, sentando un precedente histórico, estableció que el embarazo proveniente de una violación puede interrumpirse sin autorización judicial, no siendo punible para el médico que lo practique.

La norma que exime de responsabilidad penal al médico que intervenga es el Artículo 86 inciso 2º del Código Penal, el cual claramente establece que: El aborto practicado por un médico diplomado con el consentimiento de la mujer encinta, no es punible: … si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente. En este caso, el consentimiento de su representante legal deberá ser requerido para el aborto.

La historia de la redacción de la norma habla de que en su aprobación legislativa en realidad no se prestaba a interpretaciones tendenciosas, provenientes de los sectores religiosos contrarios a la práctica abortiva. El texto decía … si el embarazo proviene de una violación, o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente. Es decir, había una coma a continuación de la palabra violación. En la edición del texto oficial la coma se omitió, pasando a ser una norma controvertida en la cual la opinión predominante era la de los jueces católicos (en Argentina la religión católica tiene raigambre constitucional y preeminente respecto de las demás religiones), los cuales exigían que para abortar se debían cumplir los dos presupuestos artificialmente creados por la sospechosa omisión en la impresión del texto oficial. Es decir, para abortar, la mujer debía ser víctima de violación, y además ser idiota o demente. Un somero análisis de la norma así redactada, no obstante, llevaba a diferenciar a alguien bien intencionado los dos presupuestos bien individualizados, existiera la coma o no, dado que existía la palabra violación y la expresión atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente: El atentado al pudor referido a la mujer discapacitada mentalmente había sido establecido, de manera claramente separada al concepto de violación, para aclarar que ni siquiera con el aparente consentimiento (inexistente, en realidad) de este tipo de víctimas podía hablarse de un embarazo consentido y por lo tanto no alcanzado por la excepción legal. Para los jueces y doctrinarios católicos, ¿cómo podían racionalmente juntarse ambos presupuestos, unificándolos en uno solo, cuando la norma habla de un atentado al pudor cometido contra una mujer idiota o demente, y además, seguidamente, requiere del consentimiento de su representante legal para abortar? Los magistrados echaron mano del artilugio de la omisión de la coma, una crueldad que sólo a personajes fundamentalistas puede sentarles en su conciencia como hecho justificativo de protección del principio de la vida, mal entendido, dado que nada importaba la existencia posterior a la víctima de violación. Legalmente, en definitiva, y mal que les pesare a estos exacerbados exégetas, el presupuesto primero era de una violación, en la cual, por definición, no existe consentimiento de la víctima; y el presupuesto segundo, era el del abuso contra una mujer con discapacidad mental, cuyo consentimiento está viciado por la propia enfermedad, y por lo tanto, ausente. No obstante, el poder cimentado en la religión predominante llevó durante demasiados años a una interpretación y consecuente aplicación injusta de una norma protectiva de las víctimas de violencia sexual.

Con el fallo F., A. L. s. medida autosatisfactiva se viene a subsanar la aplicación irregular históricamente registrada, llamando a todo el conjunto social a una reflexión profunda sobre los alcances futuros del pronunciamiento del máximo tribunal de Argentina.

Anuncios

Protegido: EJECUCIÓN PÚBLICA de FONOGRAMAS EMITIDOS por RADIODIFUSIÓN


Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Escribe tu contraseña para ver los comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: